lunes, 18 de agosto de 2008

Elizabeth Blount, Primera amante de Enrique VIII

Elizabeth Blount, más conocida como "Bessie", fue la primera amante conocida de Enrique VIII. Nació alrededor de 1502 en Kinlet, Shropshire. Era hija de Sir. John Blount y de Catherine Pershall. Su padre fue el más leal de los caballeros, siendo uno de los nobles de confianza de la familia real, acompañando al rey Enrique a Francia en 1513 cuando entró en guerra con Luis XII.

Poco sabemos de los primeros años de vida de Elizabeth, exceptuando por su sonado romance con el monarca inglés. Actualmente no se conserva ningún retrato de esta dama. Cuando era apenas una niña, en 1513, llegó a la corte de Enrique VIII como dama de honor de la reina Catalina de Aragón. Fue allí donde llamó la atención del rey inglés. Dicen que Bessie era una joven alegre y atractiva, bailaba y cantaba muy bien, además de ser la pareja favorita de baile de Enrique. Se estima que su relación con el monarca empezó alrededor de 1517.

Bessie nunca ocupó la posición privilegiada de la reconocida "maîtresse en titre" real, como no lo había ocupado nadie hasta entonces en la corte inglesa.Al poco tiempo Elizabeth anunció que estaba encinta de Enrique. Cardenal Wolsey preparó todo para que Elizabeth fuera a vivir en Jericó Priory en Blackmore, Essex.Jerícó ya tenía fama de ser una de las casas de placer secretas del rey, que acudía a ella para encontrarse con ella o visitarla durante el embarazo.

Allí en Jericó, en junio de 1519, Bessie dió a luz a un hijo ilegítimo del rey. Después de nacer su hijo,sin embargo, Enrique, que talvez había pensando que la falta de un heredero varón era una afrenta a su virilidad, abandonó toda discreción y reconoció abiertamente al pequeño.Lo llamaron Henry Fitzroy,con el nombre de pila de su padre y el tradicional apellido de un bastardo real que señalaba orgullosamente su parentesco. Enrique se monstró muy entusiasmado y satisfecho con su hijo, sintiendo una verdadera adoración por él.Fitzroy fue creado Conde de Nottingham y Duque de Richmond y Somerset el 16 de junio de 1525.


Henry Fitzroy, hijo de Elizabeth Blount y Enrique VIII


Por desgracia, la reina Catalina perdió el bebe que esperaba(la niña nació muerta) justo poco tiempo después que Bessie quedara embarazada. A pesar de su triste experiencia, la soberana mantuvo la compostura y no hizo ningún comentario a respecto. En cambio, asistió (con el resto de la corte) a las festividades que dispuso el rey para celebrar el nacimiento del niño que, por ironía del destino, fue un varón saludable.

Wolsey fue el padrino en el bautizo y después se le responsalizó del cuidado del recién nacido. Parece que durante sus primeros años el niño permaneció con su madre.Elisabeth Blount, a la que en lo sucesivo llamarían "la madre del hijo del rey", no volvió a la corte, ni, al parecer, reanudó su aventura con Enrique.

En 1522, Elizabeth fue sustituida por María Bolena, que acababa de regresar de Francia. Al igual que Bessie, María Bolena nunca fue reconocida por el monarca como amante oficial.La única que recibió tal proposición fue Ana Bolena, que al instante la rechazó.

Enrique tenía planes para su único hijo varón, pero ninguno incluía a su madre. Cardenal Wolsey fue el responsable de organizar su matrimonio.Según lo pactado, en 1522 se casó con Gilbert Tailboys, de buena familia, pero no noble.Además, existían rumores entre los cortesanos que tenía antecedentes de locura en la familia. Gilbert fue nombrado Barón de Talboys de Kyme y Sheriff de Lincolnshire. Tuvieron tres hijos: George, Robert y Elizabeth.En 1530, Gilbert falleció de un brote de sudores dejandóla con una situación comoda economicamente.

Entre 1533 y 1535,Bessie volvería a casarse nuevamente con Edward Fiennes de Clinton, noveno Barón de Clinton, que era unos catorce años más joven que ella.Esta unión produjo tres hijas: Bridget, Catherine y Margaret.

En 1536, un gran golpe asoló su vida, la muerte de su hijo Henry Fitzroy. Inesperadamente, la prometedora carrera de su pequeño se vió interrumpida por una grave y común enfermedad de la época, la tuberculosis.

Durante un corto periodo de tiempo, ella fue dama de compañia de la cuarta esposa de Enrique, Ana de Cleves, pero debido a sus propios problemas de salud, dejó a la reina más o menos en la época que el real matrimonio se disolvió. Bessie regresó a las fincas de su marido donde falleció poco tiempo después de tuberculosis en 1540.

Fuentes Bibliográficas:

Fraser, Antonia: Las seis esposas de Enrique VIII, Ediciones B (Grupo Zeta), Barcelona, 2007.

Weir, Alison: Enrique VIII, el rey y la corte, Círculo de Lectores, Barcelona, 2004.

en.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Blount

es.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Blount

www.tudorplace.com.ar/Bios/ElizabethBlount.htm

3 comentarios:

Javier Cid dijo...

Vaya, murió joven, pero tuvo una vida intensa y relativamente cómoda. Y suerte tuvo de, la epoca que es, y teniendo 7 hijos en total, de no haber muerto durante alguno de los partos.

Que ironias, Enrique tuvo un hijo varon saludable con una amante, no con una de sus reinas, y cuando parecía que lo tenía bien encauzado... la tuberculosis se lo lleva.

Pobreta Elisabeth también, morir con la misma enfermerdad que se llevó a su hijo.

Un besico Carol.

Anónimo dijo...

Carolineeeeee...!!!

Soy de la forma de pensar que hay que mirar al futuro y dejar a un lado el pasado. Porque valga la rebundancia el pasado pasado está.

Pero bueno, si es esto lo q te gusta, pues nada q te aprovechen los "fallecidos". Puestos a admirar, mejor sería q ensalzaras a los vivos...

Tú misma Carolineeeeee...!!!

PuntoHuesca

Ana dijo...

Caroline te enlazo a mi blog, gracias por tu enlace, me ha encantado tu blog.
Un beso.