domingo, 3 de agosto de 2008

Arturo Tudor, Príncipe de Gales



Arturo Tudor, Príncipe de Gales

Arturo nació el 20 de Septiembre de 1486, hijo del nuevo rey Enrique VII y de de Isabel de York , hija de Eduardo IV.La unión de las casas de Lancaster y York a través del matrimonio, sirvió para poner paz a la nación después de la guerra de las Dos Rosas. Sus padres llamaron a su primogénito como el legendario rey Arturo, además Enrique VII era galés y la leyenda del mítico rey era muy popular en Inglaterra de aquellos tiempos. De hecho, se creía que la ciudad de Wichester fue construida sobre las ruinas de Camelot.Y así Isabel de York fue enviada a Winchester a dar a luz y su hijo fue bautizado en su catedral.Al nacer le otorgaron el título de duque de Cornualles, además de caballero de Bath en el día de su bautizo.A los cinco años fue investido caballero de Garter.

El padre de Arturo, Enrique VII, estaba deseoso de fortalecer su reino a través de una alianza con la recién unificada España, buscando el apoyo de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, en contra de los intereses franceses y una posible agresión. En 1488, cuando Arturo tenía apenas dos años le comprometieron en matrimonio con la princesa española, Catalina de Aragón.

Sin embargo, la dinastía Tudor acababa de afincarse en el trono y existían varios pretendientes que podian usurpar la corona a Enrique VII. Por ese motivo, los monarcas españoles se mostraron dudosos de entregar a su hija menor al futuro príncipe de Gales.Incluso el rey Fernando estaba dispuesto a romper el tratado hasta que todos los pretendientes al trono fueran eliminados. El soberano inglés, para reafirmar la legítimidad de su dinastía, envió a prisión en 1499 a Eduardo Plantagenêt, Señor de Warwick y más tarde ordenó su decapitación.

La infanta española finalmente llegó a tierras inglesas en octubre de 1501.Poco se sabe sobre el primer encuentro entre los dos jóvenes, pero Arturo prometió a su padre que iba a ser "un verdadero amante y esposo" y luego les dijo a sus padres que él era inmensamente feliz de poder contemplar frente a frente a su adorable novia.

¿Como eran los futuros príncipes de Gales?
Catalina en vísperas de su decimosexto cumpleaños, tenía la clase de belleza juvenil.Sus mejillas naturalmente rosadas y su piel blanca eran muy admiradas. Luego, su cabello era también rubio y abundante, con un tinte rojizo, además de un rostro armónico y ovalado. La principal desventaja de la infanta era su escasa estatura. Toda la gracia de su porte, inculcada durante muchos años en la corte castellana, no podía ocultar que fuera sumamente baja, aun diminuta.Era también algo gordita y su voz era sorprendentemente baja y "de sonido grande" para ser mujer.

Arturo tenía ahora quince años , pero era tan pequeño y tan poco desarrollado que parecía mucho menor. Había nacido prematuramente, al menos un mes o probablemente dos, y nunca se había recuperado del todo. Cuando se trataba de su estatura, Catalina podía ser baja, pero Arturo tenía aún media cabeza menos que ella. También tenía la piel muy clara como su esposa, pero sin las saludables mejillas rosadas de ella: el resultado era una importante palidez.Arturo probablemente nunca fue un niño fuerte y no hay evidencias que haya sido un atleta como su hermano menor, Enrique. Pero es posible que pueda haber mostrado cierta aptitud para tiro con arco.

Su padre Enrique VII hizo lo posible para que Arturo recibiera una profunda educación clásica, como un verdadero príncipe renacentista de su tiempo. Su tutor Bernardus Andreas registraba que "había aprendido de memoria o leído con sus propios ojos y hojeado con sus propios dedos" autores como Homero, Virgilio y Ovidio, historiadores como Tucídides y Tito Livio. Durante dos años antes de su matrimonio, el príncipe de Gales escribió cartas formales en latín para su prometida, Catalina. La cartas se caracterizaban más bien por la cortesía que por la pasión, ya que lógicamente la pareja nunca se había visto.

De todas formas, ambos podían sentirse afortunados, ya era en realidad una aventura notablemente feliz, con la pareja casi de la misma edad, parte de la dote ya pagada, el contrato casi completado.Después de años de negociaciones, los jóvenes príncipes contrayeron matrimonio el 14 de noviembre de 1501 en la catedral de San Pablo en Londres. Su noche de bodas fue una de las más controvertidas de la historia de Inglaterra. La falta de inmadurez física y su falta de desarrollo , no es prueba de que él no hubiera alcanzado la pubertad y, aún cuando no la hubiera alcanzado en noviembre, pudo haber madurado en algún momento durante los pocos meses siguientes.



Catalina de Aragón

La pareja viajó con la mayor brevedad al castillo de Ludlow en la frontera con Gales, donde Arthur normalmente residía en calidad de Príncipe de Gales. En los límites galeses, en la primavera de 1502, el tiempo era notablemente frío y húmedo y en consecuencia abundaban las enfermedades diversos tipos. Hacía fines de marzo empezó a ceder la frágil salud del principe Arturo. Talvez sufriera Tuberculosis o diabetes, pero también podría ser una epidemia de la época conocida como " la enfermedad de la transpiración". Consideramos la última hipotesis las más probable.

Catalina cayó también enferma,pero a diferencia de su desafortunado marido, ella sobrevivió. El 02 de Abril de 1502 fallecia Arturo Tudor, tenía quince años y medio, su queridísima esposa era ahora su viuda. Catalina de Aragón, a la edad de dieciséis años y tres meses, se había convertido en la princesa viuda de Gales.

Arturo fue enterrado en la Catedral de Worcester. Su hermano menor, Enrique, duque de York pasó a ser en nuevo heredero.El nuevo futuro rey,al ser el segundo hijo, en un princípio iba encaminado hacía la carrera eclesiastica y el objetivo mayor de su familia era que fuera nombrado Arzobispo de Canterbury. Sin embargo, no fue coronado príncipe de Gales hasta que estuvieron seguros que Catalina no esperaba un hijo de Arturo. La cuestión de si o no consumaron su matrimonio(no era algo inusual a su edad en aquella época )sería de gran importancia 25 años después.Tiempo después, una dispensa papal permitió a Enrique casarse con la viuda de su hermano, Catalina. Los motivos que argumentó posteriormente para su divorcio fueron las circunstancias de su previo matrimonio con Arturo.

Hay una inmensa controversia si Catalina y Arturo consumaron su breve matrimonio. Es posible que hayan tenido intimidad, ya que ellos eran concientes que necesitaban dar herederos a Inglaterra.Lo veían incluso como uno deber.El propio Arturo, despues de su noche de bodas, dijo que se sentía muy "amoroso", y sus amigos afirmaron que al día siguiente, les había llamado para que le dieran un poco de agua, y les contó muy orgulloso que anoche "había estado en España".No hay forma de saber si Arturo hizo esta broma sólo para encubrir el hecho de que había fallado en su deber conyugal.


Este asunto no tuvo demasiada importancia hasta que Enrique VIII se encaprichó de Ana Bolena.Durante su matrimonio con Catalina, ella le había dado varios hijos, pero solamente María sobrevivió a la infancia. Con el paso de los años el monarca inglés se daba cuenta que era improbable que la reina engendrara más hijos. Su divorcio de Catalina y su matrimonio con Ana se basa en su afirmación de que él y su esposa no habían producido ningún hijo porque habían desobedecido las Escrituras, ya que se había casado con la viuda de su hermano.

A la mayoria de los historiadores les cuesta creer que la ferviente y devota católica Catalina, insistía que su matrimonio nunca se había consumado.¿ Como ella podría mentir sobre ese asunto? La respuesta a esa questión es fácil, mentía para proteger su reputación, su matrimonio con Enrique VIII, y los derechos de su unica hija superviviente, la futura Maria I. Admitir que había tenido relaciones con Arturo, condenaria a la princesa María a ser una ilegítima.

La incapacidad de Enrique de conseguir una dispensa papal para anular su matrimonio, seria el principal motivo de la reforma religiosa en su país. Enrique VIII se nombraría a si mismo jefe de la Iglesia Anglicana y cambiaria para siempre el rumbo de la historia de Inglaterra.

Fuentes Bibliográficas:

Fraser, Antonia: Las seis mujeres de Enrique VIII, Editora Vergara, Buenos Aires, 1993.

www.englishmonarchs.co.uk/prince_wales.html

historymedren.about.com/od/awho/p/who_arthurtudor.htm

historymedren.about.com/od/picturegalleries/ig/The-Tudor-Dynasty/03arthur.htm

www.tudorplace.com.ar/Bios/ArthurTudor.htm

en.wikipedia.org/wiki/Arthur,_Prince_of_Wales

englishhistory.net/tudor/darthur.html

tudorhistory.org/people/arthur/

2 comentarios:

Javier Cid dijo...

Yo creo que la primera noche no hicieron nada. Hablaron, rieron, se conocieron mas... horas y horas juntos, mirandose... enamorandose... pero seguramente la primera vez la timidez les pudo.

Un besico Caroline... estoy deseando saber más.

Lady Catalina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.