jueves, 4 de marzo de 2010

Catalina de Aragón y su mono

Se cuenta que Catalina de Aragón tenía como animal de compañía un mono. Este bichito, traído desde las colonias españolas en América, era bastante exótico para una corte real de aquella época. Únicamente la nobleza podría permitirse el lujo de incorporarlos a su colección de animales salvajes, de modo que se convirtieron en símbolos de la realeza. Tanto era el aprecio que le profesaba la reina de Inglaterra que decidió retratarse con él.


El mono y el bufón

Este mono se cree que era compañero de juegos de Will Somers, el más famoso bufón de la corte. Will Somers entró a servicio de Enrique VIII en 1525 y fue el más conocido de sus bufones. Delgado y "de ojos hundidos", además de encorvado, se dice este comediante nacido en Shropsdhire llamó la atención de Richard Fermour, mercader de Calais, que lo llevó a Greenwich para presentárselo al rey. El perverso sentido del humor de Somers conquitó inmediatamente al monarca, que le ofreció un puesto en la corte. Entre los dos hombres nació una empatía instantánea y la gente no tardaría en decir que "en toda la corte pocos hombres eran más queridos que este bufón", que durante los siguientes veinte años dominaría al rey con su alegre cháchara y sería su compañero constante en las horas de ocio.

Somers era muy solicitado. Provocaba ataques de risa al monarca y los cortesanos, luego, con su mono sobre el hombro (podemos apreciarlo en el cuadro), andaba con afectación por la estancia mientras ponía los ojos en blanco. El mono hacía trucos y Somers contaba chistes y él mismo reía sin poder dominarse cuando llegaba el final del chiste, o imitaba sin piedad a quienes eran el objetivo de sus bromas. Sin embargo, Somers nunca trato de sacar partido de su amistad con Enrique VIII, tenía por norma permanecer en un segundo plano cuando no actuaba y velaba por su privacidad.

*Ilustración: El bufón Will Somers y el mono (fragmento de cuadro "La familia de Enrique VIII" pintado en 1545). Autor desconocido.

La iconografía del mono en el arte renacentista

Los monos en el arte renacentista normalmente simbolizaban frivolidad y aportaban una cierta alegría al cuadro. Pero los simios también solían representar los instintos sexuales. ¿Pero cómo una reina podría controlarlos? Volquemos nuestro interés en el cuadro a continuación. En este retrato de Catalina de Aragón de 1525, obra de Lucas Horenbout, vislumbramos este sentimiento de opresión a través de la cadena que sujeta al mono. Durante el siglo XVI, se creía que las mujeres poseían menos control sobre su sexualidad y eran más propensas al pecado de la lujúria que los hombres. Esa supuesta falta de dominio les hacían más débiles que ellos , por lo tanto la única manera de domar esos instintos era a través del matrimonio. La cadena representa que la soberana debe ante todo reprimirlos y mantener delante de sus súbditos una imagen pulcra y de total submisión hacía el monarca.


Miniatura de Catalina de Aragón, aprox. 1525-26. Obra de Lucas Horenbout

Posteriormente, se volvió a pintar un retrato de Catalina en 1530/31 muy similiar al de Lucas Horenbout, si bien que en esta obra encontramos algún detalle significativo que se ve alterado. Fijaros, por ejemplo, que Catalina le ofrece una moneda al mono y éste a su vez la rechaza. Finalmente, el animal opta por tocar un crucifijo que la reina tiene junto a su pecho. En este supuesto la interpretación es sencilla: el mono expresa su obediencia a la Iglesia Católica, reconociendo que la cruz es más valiosa que el dinero.

Ahora nos surge otra incógnita: ¿Es posible que el mono represente a Enrique VIII? Según Carlyn Beccia, el artista podría intentar transmitir el siguiente mensaje, " Enrique eres un mono tonto por ir en contra de la Iglesia Católica" o quizás el mono simboliza Ana Bolena y el autor pregona a los cuatro vientos que ella "es una tonta por jugar con la religión. Y por ello te pareces a una mona".


Catalina de Aragón, cuadro de 1530/31. Artista desconocido



Si encontráis algún otro detalle significativo, no dudeís en hacer vuestra aportación.

Bibliografía:

http://blog.raucousroyals.com/2009/02/passionate-love-monkeys_16.html


http://blog.raucousroyals.com/2008/09/royal-monkey-business.html


http://www.historicalportraits.com/InternalMain.asp?ItemID=32

Weir, Alison: Enrique VIII el rey y la corte, Círculo de Lectores, Barcelona, 2004.

25 comentarios:

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Muy interesante esta entrada, jamàs habìa pensado en los monos representados en estos cuadros como un elemento simbòlico, si habìa oido algo sobre los perritos de corte, etc...

Un saludo

joselop44 dijo...

Interesante historia la de hoy.
Realmente es un placer disfrutar de tus entradas.
Un abrazo.

Sofonisba Anguissola dijo...

Interesantísimo, no conocía estos retratos, sí que los monos suelen relacionarse con la promiscuidad sexual, aunque simplemente podría tratarse de una persona que quiere retratarse con su mascota... De todas formas, sea cual sea el mensaje, la inclusiónn del mono estaría concertada por quien encarga el cuadro, así que no creo que se trate de ninguna advertencia o lección hacia el rey... Yo creo más bien que se relaciona con lo que comentabas del control de las pasiones.

Por cierto, me estoy acordando de otro retrato en el que sale un mono: Isabel Clara Eugenia con una criada suya y ésta porta un mono.

http://www.art-prints-on-demand.com/kunst/alonso_sanchez_coello/infanta_isabel_clara_eugenia_hi.jpg

Un saludo

Magnolia dijo...

No había llegado nunca a la conclusión de que los monos tuvieran algún significado simbólico siempre los había visto como animales de compañía nada más. Interesante entrada.

Un abrazo :-)

Madame Minuet dijo...

Muy curiosa esta entrada, madame. Lo indignante es la idea sobre la lujuria femenina, dadas las estadisticas. No me diga que no era para matarlos!

Feliz dia, madame

Bisous

María Tudor dijo...

Jajajajajajaja me ha encantado la simbología del mono, y que pudiera representar a Enrique VIII o Ana Bolena. Toda una declaración de intenciones por parte de Catalina, oculto en un retrato

Muy buen artículo Caroline. Un saludito

Lady Caroline dijo...

Carlvs II: ¡Bienvenido a los Líos de Corte,¡me complace mucho tu vista! Tu espacio es de lo más interesante. Saludos


José: El placer es mío recibirte en mi humilde espacio. Un abrazo


Sofonisba Anguissola: Muchas gracias por la recomendación del retrato de Isabel Clara Eugenia, la verdad es que no lo conocía, o al menos no me había fijado antes en el mono. Pienso que de alguna manera la figura del mono claramente difunde algún mensaje implícito. El hecho que el mono toque el crucifijo es un elemento a tener muy en cuenta, una clara alusión al conflicto de Enrique VIII con la iglesia de Roma por obtener el divorcio de Catalina de Aragón y así poder desposarse con Ana Bolena. El mono como representante de las pasiones ocultas es una iconografía bastante común en varios retratos de damas de la nobleza. Creo que es también una posible acepción. Saludos

Lady Caroline dijo...

Magnolia: Muchas gracias, yo tampoco hasta hace poco me había percatado de esa simbología. Fue un descubrimiento bastante curioso. Un abrazo :)


Madame Minuet: Sí, Madame. No puedo ocultar mi indignación a respecto de este tema. ¡Que moral tenían ellos para tratar a las damas de esa manera! Feliz día Madame. Besos


María Tudor: Muchas gracias. Sinceramente, sería un puntazo que Catalina manifestara ese mensaje. Una ironía evidente al "The king´s great matter". Una forma sutil de informar al rey para que recapacitara y volviera con ella. Un saludo

Annick dijo...

Como no podian expresarse con libertad , lo hacían con sutileza .
Muy astutos !

Besos desde Málaga.

Sofonisba Anguissola dijo...

Lady Caroline,me ha picado usted con el mono jeje. Ahora mismo tengo alguna otra obrita en mente con un mono como parte de la escena. Este fin de semana echaré un vistazo a ver qué otras significaciones se le ha dado. Lo del mensaje alusivo a Enrique VIII, pues depende del destino del retrato: si estuvo en manos del rey podría interpretarse así, si no yo sigo sin verle sentido.

Por cierto, hay un retrato de Holbein de esos mismos años de una dama pero en este caso con una ardilla y un estornino. Ya le avisaré cuando publique algo sobre esto en uno de mis blogs.

Un saludo

Negrevernis dijo...

Madame,
la idea de los lujuriosos y desenfrenados instintos sexuales de la mujer era muy frecuente desde la Edad Antigua. No conocía el simbolismo artístico del mono. Me fijaré más de ahora en adelante.

Feliz noche.

lady grey dijo...

Interesante entrada, nunca pensé que un mono fuese simbolo de algo tan apartado a su naturaleza graciosa.
Creo que el mono representa a Enrique pues aunque parecía amable y cortez tambien podía ser desenfrenado(lo digo por el número de amantes)¿No te parece Lady Caroline?

Besos y abrazos....

Pilar Moreno Wallace dijo...

Estos dos cuadros de la reina Catalina no los conocía. Es interesante el pensamiento de relacionar al rey Enrique con el mono; en estos momentos están poniendo la serie de los Tudor en la tele, y por supuesto voy a mirar al monarca con otros ojos ... :-))

Lady Caroline dijo...

Annick:Catalina tenía una doble intención seguramente al añadir ciertos elementos a ese cuadro, era una dama muy perspicaz! Besos

Sofonisba Anguissola: Me deja usted muy intrigada...Tengo muchísimas ganas ya de leer su post!Como no, a mi también me ha picado el mono :)Saludos

Negrevernis: Eran un tema muy corriente,el supuesta naturaleza lujuriosa de la mujer estaba muy arraigada en aquella época. ¡Es algo deplorable!Saludos

Lady Grey: Interesante su observación. El mono es una criatura muy maja y divertida, pero cuando se pone revoltosa no hay nadie que la detenga, jaja. Besos

Pilar Moreno: Ese hecho ha sido revelador, será inevitable a partir de ahora no asociar a Enriquito con el mono! Saludos

condesa de vilches dijo...

Lady Caroline, escribí una entrada sobre el mono en mi blog:

http://atlas-mnemosyne.blogspot.com/2010/03/especulando-sobre-una-mujer-y-su-mono.html

¡No dudes en dejar tu opinión!

Un abrazo

Atenea dijo...

Buenas noches Lady Caroline!

Los monitos de ambos retratos son muy graciositos :D, ya me imagino lo exóticos que habrán resultado en la lejana Europa, mientras que en la selva peruana son muy comunes.

No pensé que el retrato de Catalina de Aragón con el mono tuviera un simbolismo de represión sexual, jajaja, o debe ser que a veces peco de muy inocente, jajajaja.

Interesante y amena entrada!

Un abrazo :)

Beatrice dijo...

Absolutamente fascinante... gracias por enseñarnos estas cosas, se lo transmitiré a mis alumnos (la literatura del Renacimiento se anima con estas anécdotas y curiosidades, estimulando a mis nenes con lo arduo del tema). De nuevo, gracias.
Un saludo.

Ramsés XIV dijo...

Curiosidades como esta, leidas en tardes como esta... me resultan agradables... Gracias por compartir tus relatos...

CarmenBéjar dijo...

Qué historia más curiosa la que nos cuentas. A veces los elementos más inocentes de un cuadro pueden tener una simbología compleja, como en este caso. Quién ina a decir que un simple mono podía tener un significado oculto tan llamativo...

Un besito

Lady Caroline dijo...

Condesa de Vilches: Hace unas hora dejé un comentario en su blog, muy interesante el análisis que expusiste. Un abrazo

Atenea: Muchas gracias :) Al analizar ciertas obras de arte uno se encuentra con simbolismos de lo más curiosos. Lo de los monos realmente me sorpreendió!Un abrazo

Beatrice: Bievenida a Los Líos de la Corte, no sabes lo gratificante que es oír eso, me estimula muchísimo a seguir adelante con este proyecto. Muchas gracias. Un saludo

Ramsés XIV: Gracias a tí por visitarme. ¡Bienvenido a Los Líos de la Corte!

Carmen: Me quedé fascinada desde el principio con este descubrimiento. Quien iba a decir que los monos podrían encerrar tantos secretos...
Un beso

isthar dijo...

Querida Caroline, siempre me ha interesado y conmovido Catalina de Aragon, un destino bastante desgraciado,creo que es dificil de imaginar lo que sufrio.
Te envio un gran abrazo Besos Isthar

Eldiana dijo...

Me encanto tu entrada!!

Y de paso ya tengo otro libro que leer!!!
Ahora mismo estoy leyendo "Las seis esposas de Enrique VIII"...

Sabrías decirme si la bibliografia de Enrique VIII esta traducida al castellano???


Un saludo!

Lady Caroline dijo...

Isthar: La trayectoria de Catalina de Aragón fue muy injusta y triste, relegada a un segundo plano en los últimos años de su vida. Un abrazo

Eldiana: ¡Gracias y Bienvenida a mi espacio! ¿A qué biografía de Enrique VIII te refieres?

Existen algunas biografías de Enrique VIII traducidas al castellano, te enumero algunas a continuación:

- Enrique VIII y sus seis mujeres (Francis Hackett)

- Enrique VIII, el rey y la corte (Alison Weir)

- Enrique VIII(John Bowle)

Hay muchas más, pero como es habitual las restantes están todas en inglés.

Saludos

Jelens dijo...

Que cosas tan curiosas! No sabía que el mono hubiera representado un hueco con su presencia en esta época de la historia...

Lady Caroline dijo...

¡Gracias Jelens por la visita! Ya ves, los monos eran cosiderados unas mascotas muy divertidas y exóticas. Dicen que a Catalina de Aragón le encantaban.

Saludos