martes, 23 de marzo de 2010

Las damas de la corte y sus pomos perfumados

Si analizamos la cantidad de perfumes y hierbas aromáticas que se solían comprar para refrescar el aire de los palacios reales de Enrique VIII, podríamos concluir que, por lo general, la higiene personal brillaba por su ausencia. La existencia de un suministro de agua demuestra que la gente se lavaba, sin embargo no se sabe con qué frecuencia ni hasta qué punto. Muchas autoridades recomendaban lavarse a conciencia pero darse un baño podía resultar un operación complicada, toda vez que las bañeras de madera tenía que llenarse de agua, forrarse con sábanas y vaciarse después.

No había desodorantes y sólo las clases pudientes podían permitirse el lujo de adquirir perfumes, que los traían principalmente de Italia y consistían sobre todo en bolitas de ámbar gris, almizcle y algalia. A estas bolitas perfumadas las denominaban "pomos" (en inglés "pomander"), que era también el nombre de las bolas de oro afiligranadas que las contenían.

Desde la Edad Media hasta mediados del siglo XVIII, las damas de la corte acostumbraban llevar los pomos perfumados colgados del cinturón y se los acercaban a la nariz para protegerse de los malos olores y prevenirse contra las enfermedades contagiosas. Otras de sus funciones era hacer con que su ropa desprendiera un aroma agradable cuando caminaban y a la vez servian para purificar un poco el aire. Cabe destacar que la mayoría de las prendas elegantes se confeccionaban con tejidos que no podía lavarse y debían de despedir un olor muy rancio después de llevarlas varias veces, en particular si hacía calor. Menos mal que la ropa interior se lavaba con regularidad, junto con los paños de las capillas, la mantelería y las toallas.


Catalina Parr lleva colgado de su cinturón un pomo perfumado

Los pomos eran fabricados en distintos diseños. De tamaño medían aproximadamente entre 1,5 a 2,5 pulgadas de diametro (1 pulgada equivale a 2,54 cm), además de estar ricamente decorados y elaborados en oro y plata. La figura 303, a la izquierda, nos muestra un ejemplar de principios del siglo XVI. Dentro del pomo se aprecia una bola de perfume.

La figura 304, se remonta a la primera mitad del siglo XVI. Está elaborada en oro, esmalte y piedras preciosas. Se sujetaba por la parte superior y tenía dos tapas perforadas que desprendían dos aromas distintos.





Se menciona que la reina Catalina de Aragón tenía un pomo en 1530, donde aparecían grabadas las iniciales "H y K". De acuerdo con un inventario realizado en 1543, la princesa María Tudor tenía en su posesión largos cinturones de orfebre que sujetaban un pomo perfumado al final. Su hermana, Elizabeth I, también solía portar un pomo perfumado con rosa de damasco, ámbar gris entre otros aromas. Algunos incluso aparecían en la lista de regalos de Año Nuevo de la reina.



Maria I de Inglaterra, obra de Hans Eworth (1554). En la pintura se aprecia el pomo perfumado.
Bibliografía:


Weir, Alison: Enrique VIII el rey y la corte, Círculo de Lectores, Barcelona, 2004.

Norris, Herbert: Tudor costume and fashion, Dover Publications Inc., NY, 1997.

http://www.theanneboleynfiles.com/resources/tudor-life/pomanders/

25 comentarios:

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Interesante entrada, no quiero ni imaginar los olores que rondaban por el aire de la época, sobretodo, de ciertas partes corporales...en fin, eran otros tiempos.

Un saludo.

Lady Caroline dijo...

Gracias CARLVS II, debía ser horrible pasearse por los pasillos de los palacios y contemplar ciertos olores nausebundos. Pero como Usted dice eran otros tiempos, para los cortesanos de aquella época era de lo más normal, su olfato ya estaba habituado a esos olores.

Saludos

joselop44 dijo...

Una entrada muy ilustrativa sobre el mundo olfativo en el que se desenvolvían en la corte.
Un abrazo

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

Menos mal que en medio de un entorno de tufo generalizado los olores no se aprecian, no quiero ni imaginarme que sería de alguno de nosotros si apareciéramos de repente por allí

Eldiana dijo...

Gran entrada la de hoy! Me ha encantado!!! Aparte de muy interesante!
Me imagino ahora como podría ser el olor de los demás sin desodorantes!!! Madre mía!!!!! Supongo que solo los que iban en la corte mismo que "olían" bien!!

Sobre lo de la cruz... esperare con MUCHAS ganas tu entrada sobre ella... porque hace muchísimo tiempo que tengo ganas de tatuarme una cruz, y justamente esta semana estaba viendo unas fotos y he dado por tatuarme esta... pero claro... quiero saber su significado.

Gracias :D
Un beso

Annick dijo...

Como todos olían igual ( de mal !!)se supone que no se daban cuenta ...o si . Que horror !
No conocía la historia de estos colgantes .Muy instructivo.

Besos desde Málaga.

Madame Minuet dijo...

Madame, me encantan estas cuestiones.
Siempre me gusta saber a que olian los tiempos. Forma parte importante para sentirse realmente alli. Todos esos detalles sobre la vida cotidiana son imprescindibles.

Buenas noches, Lady Caroline

Bisous

Negrevernis dijo...

Curioso, madame.

A la manera egipcia antigua de llevar conos perfumados sobre la cabeza en las fiestas, con el mismo fin.

Feliz noche.

Lady Caroline dijo...

María Tudor: ¡Muchas gracias!Yo me dí cuenta de su significado mientras investigaba sobre la vestimenta del mismo periodo. ¡Siempre me habían intrigado! Me imagino ciertos vestidos tan bellos y todos ellos desprediendo un espantoso olor corporal. Si se lavaban seguro que se echaban a perder. A menos las bolitas perfumadas amenizaban el olfato...
Gracias María por publicar el enlace de mi blog en el facebook del "Tudor Court Festival". ¡Fue una gran sorpresa para mi!Un saludo

José: ¡Muchas gracias como siempre por la visita! Un abrazo

José Luis: Uii, a primera vista sería una tortura para nuestras narices, pero a final de cuentas nos acabaríamos acostumbrando a ese típico hedor corporal...No tendríamos otro remedio. Un saludo

Eldiana:¡Muchísimas gracias! Que difícil es aprender vivir sin desodorantes, es algo tan básico de nuestra existencia, no sé si podría habituarme a ello. A respecto de la cruz de los Tudor creo que a principios de abril tendré lista la entrada! Un beso

Lady Caroline dijo...

Annick: Creo de cierta forma ya estaban habituados al olor aunque pienso que debía haber como en todas las épocas, personas guarras y limpias. Cuando el tufo era demasiado horrible para aguantar, pomo perfumado a la nariz...y tema zanjado! Un beso desde Huesca

Madame Minuet: La verdad es que me gustaría adentrarme más en esos aromas que describen. La verdad es que los pomos son muy bellos y ricamente elaborados. Esperemos que el perfume al menos fuera muy agradable. Buenas noches Madame. Besos

Negrevernis: Curioso lo que mencionas sobre Egipto, un dato muy interesante de conocer. Buenas noches y un saludo.

Jelens dijo...

Y yo que pensaba que las bolitas colgantes eran adornos... Jo, mira que cosa tan curiosa, es fastinante leer tu blog!

CarmenBéjar dijo...

Mal asunto si las damas tenían que perfumarse la nariz continuamente para evitar los malos olores del ambiente. Y si, además, tenemos en cuenta de que este gesto lo hacían en su propio ambiente, es decir, los palacios, no me imagino lo que sería estar en un mercado repleto de campesinos y vagabundos.

Muy interesante los cuadros que ilustran el post y el dibujo del pomo. A partir de ahora me fijaré más en los retratos de la época, por si descubro algún pomo más.

Un besito

Beatrice dijo...

Me ha encantado el post. Hoy tu blog ha ocupado parte de mi clase de literatura en 3º de la ESO, les he contado los de los pomos perfumados (que describes tan bien, por cierto) y me han escuchado atentamente. Gracias de nuevo. Un saludo.

Lady Caroline dijo...

Jelens: Yo no hace mucho también pensaba lo mismo, son apasionantes los secretos que podían esconderse en una prenda de ropa. Gracias como siempre por tu agradable visita. Un saludo

CarmenBéjar: Las cortesanas lo hubieran pasado fatal en medio de tan variadas pestilencias. Si alguna vez tuvieron la ocasión de caminar por un mercado de pescado seguramente sufrieron un soponcio a la primera de cambio! Un beso y gracias por comentar.

Beatrice: Muchas gracias Beatrice, es una satisfacción enorme cada vez que me relatas tus anécdotas de clase. ¡Me alegran siempre el día! Un saludo

Magamerlin dijo...

Magamerlin dijo...
Un tema muy interesante, los pequeños detalles siempre son importates, aunque algo mal seguirian oliendo.
Te invito a mi blog, espero que te guste.
Besos, hasta pronto.

Magamerlin dijo...

Magamerlin dijo...
Perdona mi blog es:
LAS CURIOSIDADES DE MAGAMERLIN

Hasta pronto.

Lady Caroline dijo...

Muchas gracias Magamerlin y bienvenida a Los Líos de la Corte! Ahora mismo paso a hacerle un visita! Saludos

Pilar Moreno Wallace dijo...

Es interesante observar en pinturas de la época esos detalles. Con seguridad les ayudaba bien a defenderse del mal olor y, al mismo tiempo, era un objeto de adorno.

lady grey dijo...

Es una livio saber que a falta de baño, tenian cierto interes en preservarse limpios. Es hermoso como lucian sus pomos en sus vestidos, es un objeto simbolico que demostraba el rango de ciertas damas...
Besos y abrazos...

Magnolia dijo...

No quiero imaginar el grato perfume que desprendian las ciudades, necesitaria más de una bolita perfumada para soportar la pestilencia de sus calles. El pomo era un elemento decorativo muy bello en los vestidos, ciertamente, y de gran ayuda para casos de fuertes olores corporales y ambientales jeje. Tienes un premio en mi blog, espero te guste.

un fuerte abrazo, que pases una buena semana santa.

PACO HIDALGO dijo...

No conocía este blog, pero me resulta muy interesante, ya que siempre me han gustado las historias menudas, las que no salen en los libros, los pormenores de la historia. Me hago seguidor y prometo volver a seguir leyendo con detenimiento estas divertidas y curiosas materias. Te invito, si te apetece, a que conozcas el blog de historia del arte que hago para mis alumnos de bachillerato; la dirección es http://artetorreherberos.blogspot.com/. Un abrazo desde Sevilla

Lady Caroline dijo...

Pilar: Como dice el dicho español: "matar a dos pájaros de un tiro". Desempeñaban un doble función, a la vez que les adornaban los vestidos servía también para protegerse de los malos olores. Saludos

Lady Grey: Menos mal que intentaban suplir un poco la falta de higiene, al menos amenizaban con perfumes los pasillos de los palacios. Aunque claro nunca sabremos un total seguridad la frecuencia que la gente se bañaba. Hay que admitir que tienen mucho mérito la elaboración de esos objetos, son preciosos. Besos

Magnolia: Muchísimas gracias, esta misma mañana fui a recoger el premio. ¡Me hizo mucha ilusión! Un abrazo y que disfrutes mucho de la Semana Santa.

Paco Hidalgo: ¡Bienvenido a Los Líos de la Corte! Muchas gracias por venir, es una satisfacción recibirle. En breve pasaré a hacerle una visita, parece ser un proyecto muy interesante. Un abrazo

Dubois dijo...

Caroline, sabes que este tema es algo que siempre me intrigó, ya que uno tiene una idea romántica de la época, pero evidentemente el tema de la higiene y los olores habría de ser algo que nosotros no soportaríamos con nuestro olfato actual

Lady Caroline dijo...

Seguramente sería algo insoportable para nuestro olfato. Lo pasaríamos durante algún tiempo tremendamente mal, sin embargo con el pasar de los días lo notaríamos cada vez menos.

Un saludo Monsieur Dubois

Artesano Perfumista dijo...

Hola, me llamo Jose Mª Sebastia Perez,
soy el director de Artesano Perfumista, que es una empresa de fabricacion artesana de perfumes, estoy buscando documentacion historica sobre los Borgia, en concreto sobre los perfumes que podrian utilizar,
e leido tu articulo Las damas de la corte y sus pomos perfumados, tambien tu informacion de los Borgia, creo que esta muy bien.
Estoy desarroyando unos perfumes basados en la menta y en la violeta
pues creo que son los mas acertados para la epoca sobre todo en la zona de Gandia,
pero los Borgia tubiero una enorme influencia italiana, ¿ Que fragancias podrian utilizar?
Podrias estudiar este tema y documentarlo, lo presentariamos junto con unas fragancias en el V Centenario de la Dinastía de la Familia Borgia a la Ciudad de Gandia. Concretamente el año que viene, 2010 se cumple el V Centenario del nacimiento del San Francisco de Borgia, el 28 de Octubre de 1510.
Si estas interesada en ello, ponte en contacto conmigo en el
artesanoperfumista@yahoo.es



Jose Mª Sebastia Perez

Artesano Perfumista