viernes, 23 de enero de 2009

La moda femenina en la corte de Enrique VIII: Los tocados

En tiempos de los Tudor, la corte y la nobleza eran quienes imponían las tendencias del vestuário. La ropa desempeñaba un papel importante en lo que se refería a proclamar el rango y la riqueza de quien las llevaba, ya que a veces era carísima.Cuanto más suntuosos eran el tejido y los adornos, mayor la posición social. Se llegaron a promulgar leyes que restringían el uso de ciertos tejidos y colores a personas de determinadas categorías. Este primer capítulo lo dedicaremos a los tocados femeninos.

Llevar el pelo suelto sólo les estaba permitido a las muchachas solteras y a las reinas en los actos oficiales. Las mujeres casadas usaban capuchas de "varias clases de terciopelo a modo de gorra". Las capuchas triangulares era una prenda peculiaramente inglesa que fue popular entre 1480 y 1540 aproximadamente. Inspirada por el arco de cinco puntas de la arqutectura gótica tardía, enmarcaba el rostro y ocultaba por completo los cabellos. Las capuchas triangulares se hacían con varias capas de terciopelo forrado con seda y adornado con suntuosos bordados y orfebrería, reforzado con metal o alambre y sujetado con alfileres decorativos. La manera como se confeccionaban esas capuchas hasta hoy es un misterio, y se cree que tenían un significado simbólico. Catalina de Aragón y Jane Seymour fueron adeptas a ese tocado.




En la década de 1520, las damas elegantes empezaron a llevar la capucha francesa, introducida en Inglaterra por Ana Bolena. Era una prenda con forma de media luna que se confeccionaba con materiales parecidos a los de la capucha triangular, y se llevaba en la parte superior de la cabeza, dejando los cabellos al descubierto y formando un moño.Un velo de color negro colgaba sobre la espalda. En 1540 la capucha francesa ya superaba a la triangular en popularidad y seguiría estando de moda durante cincuenta años. Como dato curioso, Jane Seymour prohibió el uso de este tocado durante su reinado, regresando nuevamente a la corte después de su muerte. Aparte de Ana Bolena, otras dos reinas, Catalina Howard y Catalina Parr lucían esa prenda de vestir.





Bibliografía:

Weir, Alison: Enrique VIII, el rey y la corte, Círculo de Lectores, Barcelona, 2004.

www.henrytudor.co.uk

18 comentarios:

(`·.·•мαяgун•·.·´) dijo...

Hola Caroline!

Vaya, me encanta todo lo que está relacionado con el vestuario de esa epóca, la verdad es que los vestidos son una preciosidad aunque bueno es toda una curiosidad que sólo las mujeres solteras y las reinas en ocasiones especiales podían llevar el pelo suelto y las demás debían llevar esas curiosas capuchas.
Besotes!!

Catherine Heathcliff dijo...

Querida Caroline:

Gran entrada; además, muy ilustrativa.

Me ha llamado mucho la atención ese tipo de capucha que decías que vestían Catalina de Aragón y Jane Seymour, sobre todo, porque se inspiraba en los arcos del gótico tardío. Es increible como las modas y los estilos impregnaban cualquier manifestación artística, hasta en la moda de la época.

A raíz del comentario que dejaste ne mi última entrada de blog, me gustaría preguntarte que qué libro sobre los Tudor te estás leyendo actualmente. Si no te importa, dime cuál es, por favor; me gusta mucho leer novela histórica. En casa adoramos la historia; yo por afición, pero mi padre la está estudiando ahora mismo como carrera, así que te podrás imaginar las conversaciones que tenemos él y yo. Gracias por la información, guapa.

Muchísimos besos y enhorabuena por la entrada. Genial, como siempre.

Catherine Heathcliff.

Mar Romera dijo...

Hola Caroline,

La verdad, y si he de serte sincera, lo cierto es que ese tipo de "capuchas" no es para nada de mi gusto. Me encantan sus vestidos pero en lo referente a tocados lo cierto es que están muy alejados de mi gusto estético. Algunos tocados me parecen de monja de clausura aunque ya sé que era otra época...

Por cierto, muy curioso el tema del pelo suelto. Fíjate que yo tenia entendido que en ciertas épocas eran las mujeres solteras las que debeían taparse el pelo...

Mil saludos.

Minerva dijo...

Yo también me uno al comentario de las demás, sobre el uso del cabello suelto en las damas solteras ... eso me hace recordar que en un libro que tengo "Mi historia de las mujeres" (de Michelle Perrot) se habla sobre el cabello, una de las cosas que se dice es que resultaba por ejemplo, perturbador, o sobre como una mujer rapada podia sentirse como mutilada, en algún momento puede que cuelgue el artículo por partes en mi blog ;).

Y sobre la moda en si ... definitivamente hay cosas que nunca cambian, jajaja.

Un besito!

Jimena de Nolasco dijo...

El tocado se ve muy elegante pero tenía que ser un poco incómodo de llevar con tantas cosas puestas en el pelo para sujetarlo. La verdad es que la parte de los tocados en esta época es de lo más desconocido. Gracias por la información

Caroline Barrio dijo...

uchas gracias nuevamente por vuestras visitas y comentarios!

Margot: A mi me resulta de los más fascinante todo lo relacionado con las vestimentas de época, y los significados que tenían cada prenda! Creí que ya era hora de poner algo sobre ese tema por aqui. Si te interesa saber más sobre la historia de la moda, te paso una web muy interesante que profundiza bastante el tema:

http://www.costumes.org/history/100pages/timelinepages/timeline.htm

Catherine: Creo que alguna vez te comenté, la novela histórica es mi genero literário favorito. La dinastía Tudor me llamó la atención desde el momento que supe de su existencia. Pero a raiz de haber leído el libro "La otra Bolena" de Philippa Gregory, fue cuando realmente me decidí a construir este blog. La manera como ella describe la sociedad de aquella época, las costumbres, la vida cortesana, todo aquello me fascinó desde el primer instante.
A repecto de tu pregunta, ahora mismo estoy leyendo un título de la misma autora, "The Queen´s Fool", lo único que está en inglés, es una pena que aún no lo han publicado en España. La verdad es que me costó conseguirlo, lo compré en una librería de segunda mano en Madrid. El libro trata de de una joven judía de 14 años que en 1553 huye junto a su padre de la Inquisición española, refugiándose en Inglaterra. Ella tiene el don de ver el futuro, y enseguida Lord Robert Dudley(el enamorado de Elizabeth) se fija en sus poderes. Gracias a eso, él la introduce en la corte para que entretenga y haga compañía a María Tudor y posteriormente a Elizabeth. Su verdadera función no es entretenerlas y sí espiar todos sus movimientos. Más o menos este es el argumento.

Besos y de verdad muchas gracias por contribuir con vuestras opiniones.

Caroline Barrio

Caroline Barrio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Caroline Barrio dijo...

Gracias nuevamente Mar, Minerva, Jimena por vuestras visitas!

Mar: A mi la capucha triangular sinceramente tampoco es mucho de mi agrado. Demasiado cerrada, casi nos les dejaba ver el rostro.
Pero la capucha francesa, no te voy a engañar, me encanta! Es tan estilosa, elegante, y dá un aire muy romantico al resto del atuendo.

Minerva: Tienes toda la razón en muchas épocas un cabello largo, bien cuidado era símbolo de belleza y juventud. Cortarles el pelo era como una penitencia. No veo la hora de leer tus posts sobre este tema.

Jimena: Pobres damas, seguro que hasta que estaban completamente arregladas, les costaría un buen rato. Los tocados muchas veces tenía un significado, como es el caso de la capucha triangular, hasta hoy los historiadores no han podido desvelar del todo su simbolismo.

Besos,

Caroline Barrio

Catherine Heathcliff dijo...

Querida Caroline:

¡Muchas gracias por la información! No dudaré en comprármelo en cuanto me sea posible, debe de estar genial. Por mi parte, no importa que esté en inglés (soy licenciada en Filología Inglesa :p), aunque estoy convencidísima de que a mi padre le encantará tenerlo, por aquello de sus estudios universitarios, y mucho me temo que él de inglés ni papa.

Es fantástico, Caroline, de verdad; no sabes lo que disfruto leyéndote y entablando estas pequeñas conversaciones contigo a través de los comentarios.

Muchos besos,

Catherine Heathcliff.

El Bosque Olvidado dijo...

Que interesantisima entrada!
Me ha resultado de lo mas curioso la explicacion sobre los peinados y los tocados de la epoca.
Es la clase de detalles que me encanta conocer, de esos que nunca vienen en los aridos libros de texto.

Encantada de ponerme al dia con tu blog tras unos dias de ausencia.

Un saludo

Diana de Méridor

Caroline Barrio dijo...

Catherine: Te agradezco mucho que vengas tan a menudo a visitarme, y así poder compartir opiniones sobre la Dinastía Tudor que tanto nos gusta.

Diana: Gracias por tu agradable visita. El tocado era un detalle del atuendo realmente apasionante. Hasta hoy no saben exactamente como eran elaborados.

Besos,

Caroline Barrio

Ferrolobo dijo...

Muy buena entrada.
Esto es lo que a mi me gusta más de la historia, las costumbres, los pequeños detalles que no suelen aparecer en los libros académicos, y que sin embargo dicen tanto de una época y de su mentalidad.
Muy interesante el enlace de "costumes".
Gracias

Caroline Barrio dijo...

Muchas gracias por tu comentario Ferrolobo! Me alegro de verte nuevamente por aqui!

Besos,

Caroline Barrio

Catherine Heathcliff dijo...

Guapísima,

Te he enviado un correo a la dirección de email que incluyes en tu blog.

Espero que la info te sirva de ayuda ;)

Muchos besos,

Catherine Heathcliff.

lady grey dijo...

Hola Lady Carolina:
Realmente me encanta el tocado frances pues le da un toque más elegante al vestuario de la época.
Es curioso que Jane Seymour haya abolido el tocado frances después de la muerte de Ana Bolena, lo que demuestra el afán de olvidar su rastro.
Besos y abrazos...

lizzbelle dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

las triagulares no me gustan mucho, parecen como de monja. pero la capucha francesa es linda se ve mas juvenil y se me afigura que era menos incomoda que la triangular

LiLiTh-LoVe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.