jueves, 3 de julio de 2008

Agnès Sorel "La primera favorita de Francia"



Agnès de Sorel



Carlos VII

Agnès Sorel fue la primera amante de un rey en ostentar el título de "maitresse en titre". Fue la querida oficial del Carlos VII, conocido como el "Bienservido".
Agnes nació en la aldea de Fromenteau en Touraine, valle del Loira. La fecha de su nacimiento es incierta, sabemos que vino al mundo a princípios del siglo XV, unos historiadores afirman que fue en 1410, otros en 1422.
Era hija de un noble local empobrecido llamado Jean Sorel, señor de Coudun y de Catherine de Maignelais, una mujer del pueblo, hija de mercaderes.

Desde que era pequeña destacó por su inteligencia, aprendiendo a leer a los 5 años. Era algo poco común, en su época era raro que una mujer estudiara. Además era generosa con los pobres, siendo también delicada, culta y tierna. A la temprana edad de 10 años empezó su andadura por la corte francesa, siendo enviada como dama de compañía de Isabel, duquesa de Lorena y Anjou y reina de Sicilia. Cuando Isabel entró en contacto con María d’ Anjou, ésta ya estaba casada con el rey Carlos VII de Francia y le agradó la amabilidad y los buenos modales de la joven.Enseguida María exigió a Isabel de Lorena que cediera a Agnès para su corte.

Tal vez en ese momento la soberana de Francia no se diera cuenta que su pusilánime marido iba a fijarse en la bella muchacha de cabellos rubios y ojos azules. Se cuenta que en el instante que la vio quedó totalmente prendado de ella. Carlos VII
llegó a exclamar: "Creo haber visto un ángel". Pero a Agnes no le gustaba mucho la vida cortesana, prefería recluírse y dedicarse a la lectura.

El monarca francés pronto empezaría a perseguirla y acosarla sin cesar, aterrorizando a la adolescente. Agnes sintió tanto temor, que se lo contó a la esposa del rey, Maria d´Anjou, quién ya sabia las intenciones de su marido.María que nunca había sentido un verdadero amor por su cónyuge, no tuvo reparos en sugerir con la mayor naturalidad que lo aceptara, ya que era preferible para Francia que Carlos estuviera influenciado por una joven inteligente y patriótica con ella, y no por una cortesana oportunista y ambiciosa.

Aunque no nos consta, parece que María le dijo algo así como: “Si yo hubiese sido hombre, también te hubiera elegido a ti”. Hay que decirlo: Carlos no sólo era pusilánime, sino que también era feo, narigudo, voluble, tan caprichoso como su mujer y licencioso. No obstante, Agnes sentía a pesar de todo un afecto sincero por Carlos y terminó por aceptar su proposiciones amorosas.

Carlos VII se volvió loco con ella a tal punto que no podía dejarla sóla en ningun momento. Creó para ella el título de Maitresse en Titre, querida oficial para ser exactos, siendo la primera favorita en ocupar dicho cargo en toda la historia de Francia. El rey se esforzó mucho por agradar a su amada, comprandole una casa y regalándole joyas todos los viernes.Agnès, siempre modesta, casi nunca las lucía y prefería empeñarlas para conseguir dinero y alimentar a los niños pobres y a los animales.

Agnès llegó a tener mucha influencia política sobre su regio amante. Recordemos que para entonces Carlos VII era el titular de un minúsculo reino, pues Francia estaba luchando contra los ingleses en la Guerra de Los Cien Años. Con frecuencia llamaba la atención del monarca por permitir a Inglaterra poco a poco apoderarse de sus tierras.En una ocasión lo vio tan cobarde ante los ingleses que le amenazó con dejarlo. Se dice que pronunció estas palabras: ."Una pitonisa me dijo que sería la amante de un gran Rey, pero ya que tú no mueves un dedo para salvar a Francia, tendré que amistar con tu rival el rey inglés, ya que él sí sabe lo que quiere", le dijo Agnés a un asustado Carlos VII.

Ella le dió a su real amante tres hijas, que futuramente su padre se encargaría que contrayeran matrimonios ventajosos:

Charlotte de Valois se casó en 1462 con Jacques de Brézé, Senescal de Normandia. De esa unión nacería Louis de Brézé, que futuramente se uniría en matrimonio con Diana de Poitiers. Su querida hija Charlotte tendría un final fatídico, murió asesinada a manos de su marido por sorpreederla en los brazos de otro hombre.

Marie de Valois sería esposa, en 1458, del señor de Coëtivy y de Taillebourg

Jeanne de Valois,a las órdenes de Luis XI se casaría en 1461 con Antoine de Bueil, Conde de Sancerre.


El futuro Luis XI, hijo de María d´Anjou, no soportaba la presencia de la amante de su padre y se lo hacía notar.Cuando ella se encontraba embarazada de nuevo, y el rey en plena campaña contra los ingleses en Normandía, decidió recorrer media Francia para ir a su encuentro. Cuando Agnés murió tras haber dado a luz a un niño, se habló de que el Delfín había echado unos venenos en la sopa de Agnès, algo que nunca se ha podido confirmar.El recién nacido moriría unas semanas después.El monarca lloró desconsoladamente por la muerte de su amada concunbina en 1450. Tenía sólo veintiocho años. Su tumba se encuentra en la colegiata de Loches, está realizada en alabastro, y se la representa tumbada, con las manos unidas y vestida con uno de sus bellos trajes de hada. El rey nunca se repuso de su pérdida y once años después fue a morir al castillo que era propiedad de su amada, a Beauté-sur-Marne.

Desgraciadamente Francia perdió inesperadamente una de las mujeres más cultas de su tiempo, patriótica y fuerte de carácter.Al leer su testamento no se sorpreedieron que dejaba todo lo que poseía a los niños pobres. Aún se conservan algunos de los poemas que escribía y que forman parte del patrimonio literario francés.




Fuentes Bibliográficas: http://www.cecilgoitia.com.ar , http://www.grupoese.com.ni, http://fr.wikipedia.org, www.histoire-en-ligne.com.

3 comentarios:

mar dijo...

Y aun nos sorprendemos de algunos idilios hoy en dia...
Me ha encantado tu historia, me alegra saber algo mas de historia, gracias por este blog.
P.D. yo tambien llore con el poema.
Un besito y una estrella.
Mar

mar dijo...

Sabes me ha dejado sorprendida que aceptara la mujer que fuera su amante...esta historia es realmente conmovedora.
Otro besito y estrella.
Mar

carolbjca dijo...

Gracias por tus dos comentarios Mar! La verdad es que a mi también me ha emocionado la historia de Agnès y no he podido dejar de publicarla en mi blog. Su lealtad a su país, la manera como influyó en la política y apoyó al rey, sin olvidar el bello romance que compartieron.Es una pena que acabara de una manera tan trágica.

Besos,

Caroline