viernes, 17 de septiembre de 2010

La joven astuta Luisa de Saboya

Manuscrito iluminado que posiblemente retrate a Luisa de Saboya ataviada con vestimentas exóticas.Cognac (1496-1498), obra de Octavien de Saint-Gelais (b. 1468-d. 1502). Extraído de la traducción al francés de Epistulae heroidum de Ovidio que fue encargada por la propia Luisa.


Luisa de Saboya (1476-1531) era hija de Margarita de Borbón y del conde de Bresse, quien, en 1496, se convirtió en duque de Saboya. Es notorio mencionar que también fuese sobrina de Pedro y Ana, duque y duquesa de Borbón. La princesa Ana de Beaujeu (1462-1522), así se llamaba la duquesa de Borbón, era también la hija mayor de un rey, Luis XI, y hermana de otro, Carlos VIII. Su padre le tenía mucha estima e incluso en una ocasión el monarca llegó a proclamar que era " "la mujer menos loca de Francia", y ordenó, desde su lecho de muerte, que se le otorgara el título de Regente del reino (1483-1491) mientras durara la minoría de edad de su hermano Carlos.

Ana de Beaujeu, su hija Suzanne y Santa Ana


Carlos VIII

La joven dama Luisa de Saboya ,siendo todavía una niña, fue enviada al castillo de Amboise donde vivía Ana de Beaujeu. Era tradición que las muchachas de la alta nobleza fueran instruidas en la residencia de una dama ilustre. Desde luego, no existía nadie mejor que la cultivada duquesa de Borbón, tan alabada por su sensatez, autoridad, cultura y sabiduría. En la casa de Ana de Beaujeu, Luisa de Saboya tuvo la oportunidad de unirse a un grupo selecto, formado por vástagos de casas muy nobles, y allí fue educada en los principios y tradiciones de una corte real.


Manuscrito iluminado de Eloisa educando a su pupilo. Brujas, 1483-1490.

En 1487 el castillo de Amboise era todavía medieval. Como sus sólidos similares de las cercanías, los de Loches, Langeais y Chinon, el castillo había sido construido para guerrear; la construcción era suficiente para hacer frente a los ataques y las ventanas, pequeñas y escasas por precaución.Luisa de Saboya, tenía su modesto rincón en el cuarto de labor, donde pasaba el tiempo dedicándose a los tapices y a los bordados, además de aprender a tocar el laúd.


Castillo de Amboise hoy en día

Cuando Luísa tenía apenas once años y medio, Ana de Beaujeu concertó su matrimonio con un hombre de veintinueve años, Carlos de Orleans, conde de Angulema y príncipe de sangre real. Cabe destacar que Luisa era algo más joven que las novias de las bodas que acostumbraba pactar la duquesa de Borbón, y hay un rumor que cuenta que esta decisión tan precipitada se debiera a que a Ana nunca simpatizó con la joven y deseaba verla lejos de su casa.

Carlos, era un patético conde que prefería los libros y las mujeres al gobierno del Estado. Durante tres años, su futuro marido estaba entre los rebeldes de la corona. Escasamente se conocían, y él no mostraba el menor interés por ella. Cuando finalmente apareció en el decadente castillo de su esposo en Cognac, la novia-niña supo que Carlos tenía ya dos amantes. Una de ellas era Antoinette de Polignac, Dame de Combronde, que incluso ya había dado a luz a una hija bastarda del conde, Jeanne de Angulema. Por cierto, Carlos era además un ávido lector de Bocaccio y compartía a su vez las libidinosas inclinaciones de los personajes de este autor.

Pero semejante hecho no intimidaba a la joven Luisa que actuaba según el dicho: "sino puedes contra tu rival únete a él". Inteligente y astuta como ella sola, nombró dama de honor a Antoinette de Polignac y a la otra la convirtió en su doncella. En vez de una batalla entre esposa y amante, hubo instantáneamente, una gran amistad entre la mujer de veintiocho años, y de rango inferior, y la niña de la casa de Saboya. Antoinette se transformó en una aliada permanente de Luisa y futuramente en incondicional guardiana de sus hijos.

Continuará...


Bibliografía:

http://en.wikipedia.org/wiki/Anne_of_France


http://en.wikipedia.org/wiki/Charles,_Count_of_Angoul%C3%AAme

http://www.kimiko1.com/research-16th/TudorWomen/1480/HeloiseInstrPupil.html



Hackett, Francis: Francisco I, rey de Francia, Editorial Planeta de Agostini, Barcelona, 1995.

Kent, Princesa Michael: Diana de Poitiers y Catalina Medicis, rivales por el amor de un rey del Renacimiento, La Esfera de los Libros, Madrid, 2005.
.

11 comentarios:

CAROLVS II, REX HISPANIARVM dijo...

Milady, duro fregado era este al que se debìa afrontar la pobre reina-nina...veremos como acaba la cosa...

Saludos.

Gema dijo...

Genial, com siempre, me ha llamado un montón la atención el castillo de Amboise es precioso.

Besos

Mary Tudor dijo...

Que interesante!!! No conocía la figura de Luisa de Saboya, y para la corta edad que tenía cuando la casaron con Carlos de Orleans, fue bastante astuta al poner a sus principales enemigas (las amantes de su marido) a su lado para tenerlas controladas

Ya estoy deseando leer la continuación

Besooosssss

Annick dijo...

Dificil situación y muy buena táctica .
¿Saldra victoriosa de esta batalla ?

Besos desde Málaga.

¿Mañana más? dijo...

¡Genial!. ¿Cómo puede ser tanta astucia en una cría tan joven?. Espero que no llegue a casarse con el estúpido ese de Carlos. Me encanta tu blog.

Lady Caroline dijo...

Hola todos, disculpe el retraso, es que ayer tuve un día de lo más atareado!

Carlos II: No fue nada fácil para la pequeña Luisa. Imaginate llevarse bien con las dos amantes de su marido, algo totalmente inconcebible!
Saludos

Gema: Gracias Gema, Amboise es realmente grandioso, me encantaría un día visitarlo! Besos

María Tudor: Luisa fue una dama muy perspicaz durante toda su vida, supo jugar bien sus cartas, casi siempre era un éxito asegurado! Gracias por comentar, besos

Annick: Pienso que sí, que sus artimañas serán efectivas. La intriga se desvelará en la continuación de esta historia. Saludos desde Huesca

¿Mañana más?: Yo también me hago esta pregunta. Luisa tuvo que aprender a sobrevivir en un nido de serpientes que solía ser la corte real en aquellos tiempos! Eso provocó que poseyera una determinación inquebrantable frente a cualquier adversidad.
Siento decirle que sí que se casó con el conde de Angulema. Ya veremos que sucede. ¡Bienvenida a Los Líos de la Corte! Un saludo

A.Soñadora dijo...

Hola :)
Hacía tiempo que no me pasaba por aquí... Prometo pasarme pronto.
Tienes un premio en mi Blog, espero que te pases a leerlo.

Lady Caroline dijo...

A. Soñadora: Muchas gracias, es una alegría verte por aquí. Es un honor recibir este premio. Saludos.

Ricard dijo...

Hola!
Haces unas entradas muy completas que nos ayudan a comprender la sociedad de aquella epoca. Tu pagina es muy recomendable. Mucha suerte en 20Blogs, yo compito en Motor.

Saludos,
Ricard

PACO HIDALGO dijo...

Hola, Lady Caroline. Me vuelvo a reincorporar a las visitas de los blogs amigos y me encuentra con esta interesente estudio de esta reina Luisa de Saboya, allá por el siglo XV, de la que no conocía practicamente nada, y que espero el desenlace de la historia. Un cordial saludo desde ArteTorreherberos.

¿Mañana más? dijo...

Lady Caroline. O pone usted la segunda parte prontito o me va a dar algo. ¡¡¡Por favor!!!