jueves, 26 de febrero de 2009

Juana I de Castilla, "Loca de amor": Segunda Parte



Felipe de Habsburgo y Juana de Trastámara aprox. 1498. Museo d´Art Ancien, Bruselas

Cabrán dudas sobre la inestabilidad mental de Juana no las hay sobre su forteleza física, muy por encima de la media en su tiempo, en cuanto a las esperanzas de vida y frente a los fuertes riesgos que amenazaban entonces a la mujer, a la hora del parto. Su primer alumbramiento fue muy feliz, el segundo fue verdaderamente asombroso. El 24 de febrero de 1500, Juana se hallaba en una fiesta palaciega en el Castillo de Gante, de repente la archiduquesa se encontró de pronto acosada por los dolores propios de una parturienta y apenas le dió tiempo a retirarse de la fiesta, dando a luz sin mayores esfuerzos a su segundo hijo: el futuro emperador Carlos V y I de España. Se cuenta que el niño nació en los lavabos del palacio y que ella mismo le cortó el cordón umbilical. Al año siguiente, el 18 de julio de 1501, en Bruselas, nació su tercera hija, llamada Isabel en honor a su abuela materna, Isabel la Católica.

Muertos sus hermanos Juan (1497) e Isabel (1498), así como el hijo de ésta, el infante portugués Miguel (1500), Juana se convirtió en heredera de Castilla y Aragón, siendo jurada junto a su esposo por las cortes en Toledo el 22 de mayo de 1502. En este momento Juana aporta a su matrimonio algo mucho más sustancioso que una simple suma de escudos de oro. Ahora es la heredera de los reinos de España y está en condiciones de convertir a su marido en uno de los más poderosos hombres de su tiempo. Después de tan ilustre nombramiento, la conducta de Felipe el Hermoso hacía ella fue menos hostil, al menos durante algún tiempo.

Cuando en 1503 su marido, Felipe, se marchó a Flandes a resolver unos asuntos, parece ser que se agravó su estado mental. Por primera vez en su matrimonio, Juana se vió apartada por un plazo largo de su esposo.Decidió entonces partir a Castilla junto a sus padres, especialmente por petición de su madre, preocupada por su estado de salud, pues estaba encinta por cuarta vez. En Bruselas se quedaron sus tres hijos mayores. El 10 de marzo de 1503, en la ciudad de Alcalá de Henares, cerca a Madrid, dio a luz un hijo, al que se llamó Fernando en honor a su abuelo materno, Fernando el Católico.



Juana de Castilla, aprox. 1500

A partir del nacimiento de Fernando clamó por su regreso a los Países Bajos, en busca de Felipe, y sin duda, pensando también en los tres hijos que allí había dejado: Leonor, Carlos y Isabel. Y ante las largas de sus padres, que trataban de mantenerla a su lado en España, entró en una de sus fases más depresivas. Juana tuvo varios arrebatos de rebeldía que disgustaron profundamente a Isabel, la Católica. Sólo parecía importarle su marido.

Finalmente la archiduquesa consiguió lo que tanto deseaba, regresar junto a su amado. En la primavera de 1504, Juana embarca otra vez en Laredo, para ir al encuentro de Felipe y de sus tres hijos, dejando con los abuelos maternos al otro hijo, a Fernando.Al volver a la Corte Borgoñona, Juana tendría que enfrentarse nuevamente a las infidelidades de su esposo. Tal hecho la arrojaría otra vez a la inestabilidad emocional debido a sus enfermizos celos.

Quién pago los platos rotos de aquellas desavenencias conyugales fue la dama favorecida por Felipe el Hermoso, porque Juana de Castilla, perdido el control de sus actos, la atacó violentamente. Hubo insultos, hubo golpes e incluso una agresión tijera en mano, con el resultado de la cara desfigurada. A su vez, Juana sería maltratada por su marido, furioso ante la conducta de su esposa.

Bibliografía:

Fernández Álvarez, Manuel: Juana la Loca, La Cautiva de Tordesillas, Espasa-Calpe, Madrid, 2001.

http://www.cervantesvirtual.com/historia/monarquia/juana.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Juana_I_de_Castilla

13 comentarios:

El Bosque Olvidado dijo...

Ya ve, madame, que incluso naciendo en un retrete, como llamaban a aquellos aposentos, se puede llegar a emperador :)

Accidentada venida al mundo la de don Carlos, sin duda.

Y tambien la madre de doña Juana tuvo sus explosiones violentas de celos alguna vez. Se dice que en una ocasion Isabel abofeteo a una dama que bordaba una camisa de Fernando. Tenia fama de ser extraordinariamente celosa. De ahi lo heredaria Juana, supongo.

Un saludo

Diana de Méridor

La Dame Masquée dijo...

He mirado a ver los premios que tienes, por si ya tenias los que vengo a entregarte. Veo que el dardos si, pero al menos puedo ofrecerte el premio blog de oro :)

Mar Romera dijo...

La historia de Juana ha formado parte de mi más tierna infancia.
Estudié en un colegio con internos llamado "Santa María del Parral" que posteriormente se convertiria en el llamado "Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares".
Es una pena que no sea visitable porque tiene una capilla en la 2planta magnifica con unos artesonados mozárabes fabulosos y una escalinata maravillosa.
Allí nacieron dos de los hijos de Juana, además de Fernando también nació Catalina.
También es donde muere Juan I de Castilla (se cayó de un caballo con una historia un tanto truculenta)...

Ufff, como me enrollo, perdona...

(`·.·•мαяgун•·.·´) dijo...

Hola Caroline!!
Sorry pero he estado esperando pacientemente a que publicaras la continuación de Juana la Loca y aquí la tengo, me he tomado mi tiempo para leerla y admito que ya entiendo porque la llamaban Loca...
Digamos, estuvo loca durante un tiempo luego serenó porque su esposo la trató mejor y nuevamente se volvió loca hasta atacar a una dama, la verdad me sorprendió, tampoco sabía que había tenido tantos hijos pero en fin, en aquellos tiempos parían como conejos (con perdón) Espero que nos ofrezcas otra historia personal sobre alguna mujer que marcó la historia o como bien indicas sobre algunos líos en la corte =D

Besotes guapa, y cuídate!

Babbilonia dijo...

Siempre he sentido pena de esta reina, no solo por su locura sino por la manipulación a la que fue sometida. Es uno de los personajes de la historia que me han cautivado.

Un abrazo

Caroline dijo...

Hola a todas, perdonad la tardanza en contestaros. Gracias a todas por vuestros comentarios!

Diana: La historia del nacimiento del Emperador Carlos V es bastante atípica y de los más curiosa. La suerte de Juana era que paría con una facilidad asombrosa, en una época que muchas soberanas morían de fiebre puerperal.
Aparte de los celos heredados de su madre, debemos recordar que la abuela de Juana, Isabel de Portugal, tenía tendencias a la melancolía y la depresión y estuvo también confinada en un castillo mucho tiempo. Todo aquello marcó la infacia de la Infanta.

La Dame Masqueé: Gracias Madame por vuestra visita. Si ya tengo algunos premios que nombraste. Pero siempre es un placer recibir un reconocimiento viniendo de una experta de la historia como tu. A este blog aún le queda mucho camino por recorrer.

Mar: Que suerte has tenido de poder contemplar tan de cerca la historia de Juana. Tengo muchas ganas de conocer el sítio que mencionaste. Que pena que no tenemos el privilegio de visitarlo hoy en día.

Margyh: Gracias por tomarte tu tiempo en leer la biografía de Juana. Me alegro que te esté gustando. En aquellos tiempos era de los más habitual tener una gran cantidad de hijos, garantizar la sucesión de los reinos era algo primordial(que se lo digan a Enrique VIII...). Era una lástima que la mayor parte de los pequeños fallecían de muerte súbita. Es que era normal, con tantos matrimonios consanguíneos...

Babilonnia: A igual que tu, siempre he sentido mucha compasión por ella. Todos la manejaron a su antojo. Es uno de los personajes más cautivadores de la historia de España.

Besos a todas,

Caroline

La Dame Masquée dijo...

Ups, ya habia quitado la entrada con el premio y no me di cuenta de que a lo mejor aun no lo habias recogido.
Si hay algun problema dimelo y lo vuelvo a poner.

Feliz fin de semana!

Madame Minuet dijo...

Gracias, madame. No era mi intencion hacer esto aqui, porque hace tiempo que hice ya algo parecido en un fotolog, y porque tengo ya mucho trabajo con mis otros proyectos.

Pero resulta que se solucionó el problema con mi plantilla cuando pense que no tenia arreglo, y entonces me quedaba esta pagina disponible. Como ya tengo escritas muchas cosas sobre Versalles, las aprovechare y las ire subiendo aqui cuando encuentre tiempo.

Bisous

Catherine Heathcliff dijo...

Querida Caroline:

Pobre Juana... yo, como ya he dicho en más de una ocasión, soy y seré siempre una gran defensora de doña Juana de Castilla, con celos enfermizos o sin ellos.

Fue una gran señora, y hubiese sido una mejor reina si la hubiesen dejado.

Muchos besos,

Catherine Heathcliff.

Kassiopea. dijo...

Bueno es que se la conoce como 'la loca' pero no estaba loca. Tenía una cierta inestabilidad emocional pero eso no es locura. Hoy en día ese tipo de transtornos son muy comunes, aunque en aquellos tiempos era normal catalogarla de 'loca'.

Saludos

Isabel Romana dijo...

Desde luego el nivel social no libra a nadie de la desdicha ni garantiza salud o bienestar. Sobre esta reina tengo pendiente leer más sobre su biografía, así que celebro estas entregas tuyas que, por lo menos, me van orientando. Besitos.

Minerva dijo...

Estoy deacuerdo con algunas comentaristas al afirmar que Juana no estaba realmente loca, sino que era demasiado celosa y eso se aprecia claramente en la biografía que nos expones :).

Con la educación que tuvo pudo (de haberle dado la oportunidad) haber realizado tantas cosas mucho más provechosas que celar a un hombre infiel :D.

Estaré a la espera de la siguiente parte ;).

Un besito

Caroline dijo...

Madame Minuet: No veo la hora de leer todas las intrigas cortesanas de la corte de Luis XIV!

Catherine: Opino igual que tu, la vida ha sido demasiado injusta con ella, no le dieron ninguna oportunidad para reinar!

Kassiopea: Hay historiadores que creen que fue esquizofrénica, pero pienso que en lugar de eso sufriría una especie de neurosis y una grave depresión. Si la hubieran apoyado como deberían, podría haber tenido una existencia mas llevadera.

Isabel Romana: Cada semana voy poniendo algo nuevo sobre Juana ya que su trayectoria fue muy compleja. Para que sea más detallado y no os canse demasiado, prefiero publicar su biografía en varios capítulos!

Minerva: Realmente es una lástima, la pobre Juana podría haber dado más de sí misma, los celos la consumían. Si hubiera recibido una ayuda psicológica necesaria (imaginate en aquellos tiempos...!), quién sabe su vida no sería como la conocemos hoy.

Besos y gracias por todos los comentarios,

Caroline