lunes, 14 de septiembre de 2009

Elizabeth Woodville, madre de los Príncipes de la Torre:Tercera Parte


El bautismo de la recién nacida princesa de la casa de York fue celebrado con mucha opulencia, a pesar de la decepción inicial por su sexo. El bebe recibiría el nombre de Elizabeth, en homenaje a su madre, este hecho prueba que el rey Eduardo se inclinaba más en favor de su esposa que por su progenitora, la altiva Cecily, duquesa de York.

Elizabeth, aprovechando su posición como soberana de Inglaterra,como era de esperar, concedió muchos favores a su familia y planificó una serie de matrimonios ventajosos que beneficiaron enormente sus intereses. Para ello, no le importó unir parejas de lo más disparatadas. Por ejemplo, lo más desesperante fue cuando su joven hermano John Woodville, de 20 años de edad, se casó con Catherine Neville, duquesa viuda de Norfolk. Catherine era viuda tres veces y contaba con 64 años de edad, pero aún derrochaba mucha vitalidad. La reina también unió a su hermana, Catherine Woodville, de 18 años, con Henry Stafford, 2° duque de Buckingham, de 12 años.

Richard Neville, conde de Warwick, estaba realmente ofendido con el monarca por haberle ocultado su matrimonio durante varios meses. Su plan de casar al rey con un princesa francesa había sido del todo saboteado y semejante afrenta no la olvidaría así tan fácil. Pero existía algo que lo afligía todavía más. Por aquel entonces, Eduardo IV lanzó varios insultos a su hija mayor, Isabella, quién se había transformado en una auténtica beldad. Tanta ingratitud y falta de decoro no hizó más que enfurecer al conde, le parecía muy mal por su parte que después de 5 años sirviéndole como primer ministro profanara esas injurias contra la mayor de su hijas.Warwick seguramente alentaba esperanzas, en un futuro próximo, casarla con el mismísimo rey . Claro que dicho propósito se vió entorpecido por la inesperada unión de Eduardo con Elizabeth Woodville; y ahora no le quedaba otro remedio que entregar a Isabella en matrimonio al duque de Clarence, un de los hermanos de Su Majestad.



George Plantagenet, duque de Clarence



Más adelante, cuando los familiares de Elizabeth, en especial su hermano, Anthony Woodville, conde de Rivers, empezó a eclipsar al conde de Warwick en la política inglesa, éste último se volvio en contra del rey y con la ayuda de George Plantagenet, su cuñado, decidió reunir un ejército para atacar a Eduardo IV.

La principal parte del ejército del rey (sin Eduardo) fue derrotado en la batalla de Edgecote Moor, y Eduardo fue posteriormente capturado en Olney. Las fuerzas de Warwick arrestaron al padre de Elizabeth Woodville, Richard Woodville, y también a su hermano John Woodville después de la batalla en Chepstow e hizo que los decapitasen en Kenilworth el 12 de agosto de 1469 acusados de cargos falsos. Warwick intentó entonces gobernar en nombre de Eduardo, pero la nobleza se mostró impaciente. Con la emergencia de una rebelión, Warwick se vio obligado a liberar a Eduardo. Eduardo no buscó destruir a Warwick ni a Clarence, sino que buscó reconciliarse con ellos. Sin embargo, poco después Warwick y Clarence se rebelaron de nuevo.

Después de una insurrección fallida en 1470, Warwick y Clarence se vieron obligados a huir a Francia. Allí buscaron el apoyo de Margaret de Anjou, formando una alianza para restaurar a su marido y anterior monarca, Enrique VI, nuevamente en el trono, y para fomentar el pacto, otra de las hijas de Warwick, Anne, contrajo matrimonio con el hijo de Margaret, Edward de Lancáster, príncipe de Gales.



Margaret de Anjou, esposa del destronado rey Enrique VI


Margaret insistió después que Warnick regresará a Inglaterra para demostrar su valía. Así fue como succedió, y Enrique VI fue restaurado brevemente en el trono el 03 de octubre de 1470. Después de lo ocurrido,Eduardo IV se refugió en Borgoña. Los gobernantes de ese reino eran su cuñado, Carlos el Temerario y su hermana Margaret de York. A pesar del hecho de que Carlos no estaba al principio muy dispuesto a ayudar a Eduardo, los franceses declararon la guerra a Borgoña y de esta manera Carlos se decidió ayudarlo, y allí reunió un ejército para recuperar su corona.

Cuando regresó a Inglaterra con una fuerza relativamente pequeña, evitó ser capturado por fuerzas potencialmente hostiles afirmando su reclamación. La ciudad de York sin embargo, le cerró sus puertas, pero conforme marchó hacia el sur comenzó a reunir apoyo, y Clarence (que se había dado cuenta de que su fortuna sería mejor siendo hermano de un rey que bajo el mando de Enrique VI) se unió a él.

Mientras duró esta serie de rebeliones, Elizabeth, nuestra protagonista, se refugió con sus tres hijas, Elizabeth, Mary y Cecily, y su madre Jacquetta, en Westminster, pero no en su propio palacio y sí en el sombrío y austero edifício llamado "Santuario". En este lugar deprimente, el 01 de noviembre de 1470, el ansiado heredero varón nació. El joven principito fue bautizado con Eduardo (futuro Eduardo V) en la misma Abadía, poco tiempo después de venir al mundo. La celebración carecía de toda pompa, como si el niño fuera vástago de un simple campesino.


Londres finalmente abrió las puertas a Eduardo IV, quién fue apresuradamente hasta el Santuario abrazar a su esposa y a su hijo recién nacido. La misma mañana de este alegre reencuentro, Elizabeth, acompañada por su leal rey, se marcharon del palacio de Westminster, retirándose a la Torre de Londres, mientras su marido iba a la guerra. Eduardo derrotó a Warwick en la batalla de Barnet. Con Warwick muerto, eliminó la resistencia Lancáster que quedaba en la batalla de Tewkesbury en 1471. Después de la derrota definitiva de los Láncaster (1470) y del asesinato de Enrique VI y su hijo Edward, príncipe de Gales, a manos de los yorkistas (1471), Eduardo IV es coronado rey.


Ilustracción de la batalla de Barnet (1471), a la izquierda observamos montado a caballo a Eduardo IV, que arroja su lanza contra el conde de Warwick.



Bibliografía:

http://en.wikipedia.org/wiki/Battle_of_Barnet

http://es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_IV_de_Inglaterra

http://es.wikipedia.org/wiki/Isabel_Woodville

http://en.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Woodville

http://en.wikipedia.org/wiki/Richard_Neville,_16th_Earl_of_Warwick

http://en.wikipedia.org/wiki/Margaret_of_Anjou

http://www.luminarium.org/encyclopedia/woodville.htm


11 comentarios:

joselop44 dijo...

Como siempre, es un placer pasear por la historia siguiendo tus bellos y sabios pasos.
Un abrazo.

Madame Minuet dijo...

Vaya vaya con la de 64 años, jiji, aun tan fresca y vigorosa en aquellos tiempos dificiles. Curiosa mujer debia de ser.
Madame, hoy a mencionado usted a alguien que tambien me interesa muchisimo: Carlos el Temerario. La historia de los duques de Borgoña es otra de mis pasiones. Me ha hecho salir del barroco y retrotraerme hoy a aquellos tiempos.

Feliz dia, madame

Bisous

Lady Caroline dijo...

José: ¡El placer es mío saber que está a gusto mi corte!

Un abrazo.

Madame Minuet: Sí sí Madame, me llamó muchísimo la atención ese dato...Me imaginó la controversia que habrán causado esos esponsales!! Catherine Woodville estaría encantada de tener a un caballero tan joven y lozano a su lado!!

Carlos el Temerario, en un futuro próximo, posiblemente dará mucho que hablar en mi corte...!!

¡Besos y un feliz día!

María Tudor dijo...

Que interesante la vida de esta mujer. Me ha parecido especialmente curiosos los matrimonios ventajosos que llegó a crear, con esas diferencias de edades tan enormes!!!

Y me ha parecido muy bonito como nació el príncipe Eduardo V en la propia abadía. Muy buena historia

Un saludo, Milady

Lady Caroline dijo...

Sinceramente Elizabeth no tuvo mucha conciencia a la hora de arreglar esos matrimonios. Solo pensó en las ventajas políticas para su familia. Me quedo imaginando las escena de los novios entrando en la iglesia y la cara de espanto de todos!


El nacimiento del futuro Eduardo V es digno de mención, en medio de todo aquel caos y desolación. Que emocionante debió ser el encuentro familiar.


Saludos, Lady Mary

NN dijo...

uffff me tarde dias en leeer todas la entradas, genial super interesante.

saludos ¡

Lady Caroline dijo...

Agradezco mucho que hayas tomado tu tiempo en leer todas las entradas. NN, gracias de corazón.

Atenea dijo...

Lady Caroline que placer volver a leerte luego de tantos dias :).

Vaya diferencias de edades en los matrimonios que concertó Elizabeth 20-64, 18-12, jajaja, pero creo que era más común que las mujeres se casaran con hombres mayores que ellas, aunque algunas veinteañeras tenían que tener maridos de 60 como que da cosa la idea, jajaja.

Un abrazo Lady Caroline!

Pd: Soy Minerva de "Ellas en la historia" semi cambié de nick :D

Lady Caroline dijo...

Es un placer recibirte nuevamente por aqui, Minerva...opps Atenea :)
Debo acostumbrarme a tu cambio de nick! Te echabamos de menos!

La verdad es que sorpreende tanta diferencia de edad, y más siendo la mujer la mayor.Siempre hemos estado más habituados a contemplar matrimonios de conveniencia entre chicas adolescentes y hombres de sesenta. Pobres chicas, tener que desposarse con un hombre con edad para ser su abuelo! Pero tenían que aguantarse y acatar la decisión de sus padres. Pocas disponían de otra alternativa!


Un abrazo Atenea!

Uthegal dijo...

Es un gustazo entrar en un blog, que además de estar tan trabajado gráficamente, tiene tanto que ofrecer en sus textos. He disfrutado el artículo muchisímo. Enhorabuena por el blog!!!

Lady Caroline dijo...

Uthegal es una gran honor recibir tu visita! Muchas gracias por las alabanzas que me prodiga, espero no defraudarle en futuros posteos.

Un saludo