lunes, 29 de junio de 2009

The Raucous Royals (La Realeza Escandalosa...)

Os estaréis preguntando: ¿Que hace Enrique VIII tragándose un trozo de pollo? Bueno, todos sabemos que Su Majestad apreciaba mucho un buen manjar y su extraordinario apetito era comentado en toda la corte.¿Pero en realidad siempre fue un soberano gordinflón?

Como he comentado en post anterior, en sus años jovenes el rey llamaba la atención por donde pasaba, deslumbrando a las damiselas con sus fuertes músculos y su imponente presencia. Era un alto caballero, medía apoximadamente 1.92 metros, una altura que superaba con creces los estándares de la época. Además, poseía el pelo rojizo, característico de la dinastía Tudor, que lo había heredado de su madre, Isabel de York. Después de tantas alabanzas, podríamos decir que era un tipo guapo y atractivo.

Sin embargo, su guapura, como el lógico esperar, se perdería por culpa de los años y por sus inconsecuentes excesos. Al final de su vida, sufría mucho por una herida en la pierna que no acaba de cicatrizar. Aquello desprendía un terrible olor a pus que se hacía difícil permanecer mucho tiempo a su lado. Los médicos le aconsejaron,para no empeorar su estado, que debería evitar practicar ejercício físico. Se hizó tan obeso que sus servidores tenían que arrastrarle a una silla vallada sostenida por unos palos por delante y por detrás.

El monarca también tenía las encías hinchadas, le faltaban dientes y peor aún: un aliento horrible. Los médicos hoy en en día creen que el rostro hinchado de Enrique VIII se debía por una enfermedad llamada escorbuto. Las personas adquirian esta dolencia cuando no tomaban suficiente vitamina C en su dieta. En la corte de Enrique, las mayor parte de los cortesanos comían anguilas, ballenas,marsopas, jabalís, caracóles, pavos reales y cisnes. No era costumbre alimentarse de frutas y verduras, que son ricos en vitaminas, lo que explica que el monarca engordara tan considerablemente. Se cuenta que llegó a pesar más de 136 kg!



Esta y otras historias las podéis encontrar en http://www.raucousroyals.com/ o en el blog de la misma autora http://blog.raucousroyals.com/. La escritora inglesa Carlyn Beccia hace un excelente trabajo al intentar aclarar todos los enigmas de nuestros personajes históricos favoritos, todo ello con un lenguaje divertido y cargado de humor. Sabremos de una vez por todas si una anecdota se trata de mero rumor o de una innegable verdad. Algunas talvez jamás podrán ser desveladas...

Os dejo con un video promocional de su libro, que salíó al mercado en septiembre de 2008.


14 comentarios:

Madame Minuet dijo...

Madame, ante todo felicitarla por este bonito cambio de look en su blog, y, por supuesto, por acercarnos una vez mas a esos personajes Tudor. No podia faltar usted hoy por aqui, el dia del cumpleaños de Enrique VIII.
Y muchas gracias por el link. Seguramente encontraremos cosas deliciosas.

Bisous

Caroline dijo...

Muchas gracias, sus elogios son un honor para mi! Si si Madame ayer fue en cumpleaños de nuestro controvertido monarca! Espero que le gusté los links, también podrá encontrar usted muchas anecdotas de la corte de Carlos II y Luis XIV!

Besos,

Caroline

Madame Minuet dijo...

Acabo de echar un vistazo al blog, y me encanta!
Madame, no sabe como le agradezco el link.
Me ha gustado especialmente la entrada en la que explica la obsesion por el aseo personal que tenía Luis XIV, contrariamente a lo que se cree y que he tenido que oir tantas veces. Lo de que apenas se bañó en su vida creo que es una de las mentiras mas comunmente creidas de la Historia. Precisamente el!! Parece cosa de locos.
Ya he enlazado el blog para seguirlo.

Bisous, madame

María Tudor dijo...

Me encantan las imágenes de Carlyn Beccia. Desde luego el deterioro de Enrique fue considerable, de ser todo un guaperas a un viejo gordo y sin dientes que además con los años se hacía cada vez más cruel. No se qué le vería Catalina Parr, su última mujer, para decidir permanecer a su lado.

Muy buena información, no conocía la web de Carlyn ni sus trabajos, pero me pondré a leerla. Por cierto, genial el cambio de look del blog

Saludos Caroline

ROSALIANM dijo...

Una entrada muy graciosa y divertida.
Un abrazo.

Minerva dijo...

Hace unas semanas tuve la oportunidad de ver la película "La otra Bolena" y en ella aparece un Enrique VIII de porte atlético y guapo :D

Pensé que exageraban porque siempre se asocia a Enrique VIII como un hombre bastante subido de peso (claro lo fue pero pensaba que siempre fue asi), pero ya veo que en realidad si fue guapo de joven.

Los estilos de vida eran poco favorecedores para la apariencia de la gente en aquellos tiempos.

Un abrazo Caroline

joselop44 dijo...

Como siempe embelesas con tus palabras y tu sapiecia sobre los personajes de la realeza.
Saludos Caroline.

Caroline dijo...

Madame Minuet: Tiene razón, existen mitos que los tenemos tan arraigados en nuestras mentes que nos cuesta creer lo contrario. El aseo de Luis XIV es un buen ejemplo de ello! Un blog como ese, es inevitable no enlazarlo!

María Tudor:¡Muchas gracias! La verdad es que son super graciosas las ilustraciones, me reí un montón al contemplarlas! La pobre Catalina Parr no tuvo más remédio que aceptar la proposición de matrimonio de Enrique.Pero yo diría que más que una esposa fue una enfermera!Sin embargo, estuvo a punto de perder su cabeza, el rey casi la reemplaza por Mary Howard o por Catherine Willoughby.

Rosalianm:Muchas gracias, me pareció una buena idea que conozcáis el trabajo de esta gran escritora.

Minerva: No hay que negar el gran atractivo de Eric Bana en la película, me gustaría creer que Enrique hubiera sido como él. Según las descripciones de la época, Enrique de joven era muy guapo, al menos para los estándares del siglo XVI! :)

José: ¡Muchas gracias por tan hermosos elogios!

Saludos a todos,

Caroline

carmencmbejar dijo...

Qué entrada más cuuriosa. Te felicito de manera efusiva, jejej. Muy gracioso el dibujito de los lacayos llevando a pulso a Su Majestad.

He leído por ahí que le gustaba muchísimo el pollo frito, no sé, seguro. De todo menos verdura y fruta. Lo contrario que ahora.

Besos

Caroline dijo...

Gracias Carmen, la verdad es que la autora ha acertado con las caricaturas, es imposible no reírse!

Además su libro es apto para todas las edades y una buena manera para que los niños se familiaricen con los personajes históricos. Seguro que pasan un buen rato, se instruyen y además se divierten!

Besos

Caroline

Ana Trigo dijo...

Caroline qué bonito ha quedado el blog! Me gusta mucho este nuevo estilo, va genial con la temática sobre la que escribes. También me ha encantado la entrada y en cuanto termine el comentario me voy a zambullir en el blog que enlazas, seguro que encontraré cosas muy interesantes. Un besito!

Caroline dijo...

Muchas gracias Ana.

Me alegro que sea de tu agrado.¡Ya era hora que Los Líos de la Corte se renovara! A todos nos hace bien de vez en cuando algún cambio.Creo que los colores rojo y verde dán un aire más "real" a la aparencia del blog!

Espero que disfrutes igual que yo de este blog tan creativo. Hay artículos muy interesantes, desvela fasciantes historias de diversas cortes reales.

Besos

Gema Sierra dijo...

Vaya que curioso jeje me encantan sus imagenes, una pena que no este en castellano madame.

Bestos

Caroline dijo...

Gracias Gema, ojalá hubiera una versión española también, seguro que se sumarían muchos seguidores más. Mientras continuaremos disfrutando de la versión inglesa!

Besos