jueves, 27 de noviembre de 2008

El misterio de los Príncipes de la Torre de Londres



El término Príncipes de la Torre es con el que se conoce al joven rey de Inglaterra Eduardo V(1470-1483?) y su hermano Ricardo de Shrewsbury(1473-1483?), duque de York. Ambos eran hijos de Eduardo IV y de Isabel de Woodville, y herederos al trono.

La boda de sus padres fue toda una controversia en Inglaterra,ya que Eduardo IV había elegido como esposa a una plebeya, por amor, en vez de desposarse con una princesa francesa como estaba previsto. Además la joven era viúda y con dos hijos.



Isabel de Woodville, madre de los Príncipes de la Torre

El 9 de abril de 1483, fallece su padre Eduardo IV. El joven Eduardo con apenas 12 años es coronado como Eduardo V. Su padre antes de morir deja a su hermano Ricardo de Gloucester encargado del Consejo de la Regencia, nombrándole Lord Protector. El muchacho, según se cuenta, estaba muy apegado a su anterior Protector, Thomas Woodville, Lord Rivers y hermano de su madre.

La familia materna del nuevo rey, los Woodville, eran considerados como ambiciosos y hambrientos de poder. Ante estos hechos, Ricardo asumió el liderazgo del bando anti-Woodville. Desde su posición de control como Lord Protector, capturó al joven rey que se había refugiado entre las manos de su tío materno Thomas Woodville. Puesto bajo su custodia, fue encerrado en la Torre de Londres, donde pronto lo acompañaría su hermano Ricardo, Duque de York de sólo nueve años.

Inmediatamente Ricardo alegó que él era el legítimo heredero al trono. Para conseguir sun gran meta no tuvo escrúpulos en declarar que los hijos de su hermano, eran bastardos, ya que Eduardo IV había firmado un contracto matrimonial previamente con Leonor Talbot antes de casarse con Isabel Woodville, y por tanto era bígamo. El Parlamento de Inglaterra corroboró esta versión, declarando bastardos a los niños (conocidos ya como los "Príncipes de la Torre") y siendo declarado y coronado como rey de Inglaterra con el nombre de Ricardo III.




Ricardo III, tío de los príncipes

De los jóvenes príncipes nadie volvió a saber, ya que se prohibió a su madre Isabel visitarlos, al igual que a todos los que tenían contactos con ellos. Nadie volvió a saber de los príncipes.

Rápidamente el pueblo comenzaría a tener la sospecha que los príncipes fueron en realidad asesinados por el ahora rey Ricardo III, específicamente asfixiados por orden suya. Desde entonces se han tejido infinidad de leyendas sobre el verdadero destino de los "Príncipes de la Torre".

Algunos suponen que Ricardo III no habría ordenado sus muertes, y que en realidad fueron deliberadamente ocultos el resto de sus vidas; mientras que para otros no había ninguna duda de que fueron victimados por su tío, hipótesis reforzada por un hecho ocurrido siglos más tarde.

Gracias al personaje recreado por William Shakespeare en "a tragédia Ricardo III", el recuerdo que nos transmite es de un hombre despreciable, sin escrúpulos, capaz de todo por el poder, llevándolo a asesinar a sus própios sobrinos. Hay quién afirma que jamás tuvo nada que ver con esos espeluznantes hechos, incluso se formó una organización de ambito internacional dedicada a defender la inocencia rey Ricardo.

No hay que descartar posibilidades, puede que el própio fundador de la Dinastía Tudor, Enrique VII y su madre la piadosa Margarita de Beaufort se vieran implicados en la desaparición de los príncipes.La ambiciosa Margarita bien pudo haber sido responsable de haber maquinado tal plan. La madre de Enrique siempre luchó para que su hijo se hiciera con la corona, y no media esfuerzos para lograrla. Además arregló el matrimonio entre su hijo e Isabel de York, hermana de los jovenes desaparecidos. Finalmente Enrique VII venció a Ricardo III en la Batalla de Bosworth, proclamádose nuevo rey de Inglaterra.

Lo cierto es que los historiadores no se ponen de acuerdo si realmente fueron asesinados. Quizá los niños no muriesen, sino que fueron sacados de la Torre por los enemigos de Ricardo. Otros afirman que fueron secuestrados y encerrados en un calabozo en 1483, que estuvieron prisioneros en varios castillos ingleses y fueron asesinados más tarde. Cabe también la posibilidad que fueron sacados de Inglaterra gracias a la ayuda de su tía Margarita de Borgoña (esposa de Carlos, el Temerário y hermana de Eduardo IV) que los transladó a vivir a los Países Bajos. Según se cuenta, el pobre Eduardo habría muerto, pero el príncipe Ricardo habría llegado a la edad adulta y con la ayuda de diversas casas reales europeas, se enfrentó en una importante rebelión contra Enrique VII. Luego hay quién afirma que ese joven no era más que un impostor llamado Perkin Warbeck. Jamás podremos saberlo con exactitud.

Lógicamente no hay que olvidar que en 1674, durante el reinado de Carlos II (1660-1685), trabajadores descubrieron los cuerpos de dos niños o niñas en la Torre de Londres. Los ingleses creyeron que eran los cuerpos de los príncipes, y les dieron un entierro real. Los huesos fueron colocados en una urna de mármol que todavía se conservan en la Abadía de Westminster.Por otro lado hay que tener en cuenta, que se encontraron otros esquelectos infantiles en la Torre, incluso uno de ellos se remonta a la edad de piedra. La verdad es que nunca se hizó ninguna prueba de ADN de esos huesos y carecemos de pruebas que nos permitan asegurar que se trata de los restos mortales de los príncipes de la Casa de York.




Fuentes Bibliográficas:

Maxwell, Robin: Los Príncipes Cautivos, el secreto de la Torre de Londres, Editora Edhasa, 2008.

es.wikipedia.org/wiki/Príncipes_de_la_Torre

es.wikipedia.org/wiki/Eduardo_V_de_Inglaterra

en.wikipedia.org/wiki/Princes_in_the_Tower

2 comentarios:

Aelfwine dijo...

Muchas gracias por tu visita Caroline; y por adornar tu paso con palabras tan halagadoras...

Saludos.

Miranda Wheel dijo...

Bdias: porque se se opone la casa real al analisis del adn de los principes de la torre y como queda la linea de sucesion?